Agresión en autismo

*La agresividad no es característica del autismo es un efecto secundario de otros factores como los retos en comunicación.

agresividad y autismoInvestigaciones sugieren que los cuadros de agresión son mayores en personas con autismo en comparación con otros transtornos del desarrollo. Este tipo de comportamiento esta asociado a pronósticos negativos del desarrollo del niño así como de sus familiares.

Se considera agresión a todo comportamiento que pueda generar daño personal o material. La agresión hacia otros, la auto agresión, las rabietas violentas, el lanzar objetos, etc. son considerados como comportamientos problemáticos a ser abordados lo antes posible para permitir un mejor pronóstico para el niño.

Factores que pueden incrementar la agresión

Los rituales. La tendencia de algunos niños a seguir rituales de comportamiento o manipulación de objetos parece estar relacionado con mayor incidencia de agresiones.

De igual forma las dificultades en la comunicación, la capacidad baja intelectual, limitada capacidad de adaptarse al entorno son también considerados como predictores de comportamientos agresivos.

Consecuencias de la agresión

Un niño con perfil agresivo suele tener dificultades para acceder a educación, los maestros son renuentes a aceptarlos en sus aulas. Es posible que accedan a colegios más restrictivos donde se use el control físico, lo cual puede poner en riesgo la salud del niño ante el posible uso desmedido de la fuerza de sus cuidadores.

El entorno familiar también se ve afectado. Mayores niveles de estrés, mayores costos (en caso el niño rompa cosas por ejemplo). Por ello, el manejo preventivo de las conductas de agresión es básico.

Abordaje terapeutico

El abordaje del análisis aplicado al comportamiento ABA es uno de los que ha sido validado a través de diversos estudios. Sus estrategias de análisis conductual, horarios visuales, refuerzos de comportamiento positivo, chaining o enseñanza en secuencias, entrenamiento en comunicación funcional, entre otros puede tener un impacto significativo en la reducción de la agresividad.

Un compornente importante del ABA moderno es la capacitación a padres, este es un factor clave cuando se maneja comportamiento agresivo.

Existen opciones para un abordaje farmacológico; sin embargo, su impacto en la salud del niño debe ser evaluado periodicamente. Este tipo de abordaje debe ir siempre ligado a un abordaje terapeutico.

Fuente: US National Library of Medicine

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑