Ser madre de un niño con Autismo

Ser madre es una experiencia única. Hay días buenos y días menos buenos. Hay compromiso y esfuerzo. Hay alegrías y tristezas.

Ser madre de un niño con Autismo hace esta experiencia más intensa. Sin embargo, el esfuerzo y la voluntad siguen allí como motor básico.

He tenido el gusto de conocer a muchas de estas madres y doy testimonio de su permanente búsqueda del conocimiento que les permita ayuda a sus hijos a tener una vida más plena.

Madres que tienen que mantener largos diálogos con algunos profesionales que cuestionan sus acciones, su vida previa, sus planes a futuro. Y siguen ahí en pie buscando respuestas.

Madres que incansablemente sostienen citas médicas con el objetivo de entender qué malestar aqueja a sus hijos. Recordemos que muchos niños con autismo tienen además condiciones médicas que no siempre son diagnosticadas por sus retos de comunicación y porque no siempre muestran sus malestares como los niños típicos.

Madres que buscan colegios apropiados para sus hijos. Se enfrentan a personal educativo que les cierra las puertas porque “no saben cómo trabajar con autismo”. Incansables buscan opciones e incluso recurren a convertirse ellas en maestras provisionales de sus hijos. Todo sea por ayudarlos a desarrollarse.

Madres que intentan que sus hijos tengan las mismas oportunidades que el resto. Que los llevan con esperanza a parques de juegos y lugares de entretenimiento. Que son felices si sus niños juegan unos minutos con otros. Y a quienes se le rompe el corazón cuando sus niños no logran disfrutar y caen en conflicto… Ellas tienen que intentan calmar a sus hijos ante la mirada de aquellos extraños que las juzgan y muchas veces las hieren con sus opiniones.

Madres que albergan la esperanza de que sus hijos logren comunicarse mejor cada año, logren ir al colegio y aprender, logren tener amigos, se mantengan sanos y logren ser felices más allá de los retos y de la sociedad que no siempre los entiende ni incluye.

Mi profunda admiración a todas y cada una de estas madres que luchan intensamente por el bienestar de sus hijos.

Comments are closed.

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑