La importancia del repertorio de palabras de los niños con autismo

Cuando construiremos un plan de terapia en comunicación debemos procurar que sea funcional-útil en el día a día del niño.

Es común que las familias inicien enseñando colores y nombres de animales; sin embargo bajo el enfoque funcional deberían tener otras prioridades.

*Esto no implica que se obvie estos temas, sino que se enseñen después de que el niño cuente con un repertorio básico.

POR DONDE EMPEZAR?

A) Sustantivos. Empezar asegurándose que el niño conoce los nombres de sus juguetes favoritos, de sus alimentos favoritos, sus lugares favoritas, sus familiares cercanos, prendas de vestir, partes del cuerpo y luego ir extendiendo a muebles, útiles de aseo, etc. Después de ello podemos considerar animales y otros temas que deseemos que conozca.

B) Verbos. Empezar por aquellos que forman parte de su día a día: comer, dormir, vestirse, asearse, jugar, saltar, caminar, tomar, etc.

C) Adjetivos. Deben ir siempre acompañados del sustantivo y trabajarse solo cuando hay un repertorio amplio de sustantivos. Entre los adjetivos considerar forma, tamaño, cantidad, color, etc.

D) Preposiciones. Tener énfasis en arriba, abajo, dentro, sobre, fuera, etc.

Contando con ese repertorio se brinda al niño una base que puede serle útil en el día a día y además le permitirá con el tiempo pasar con mayor facilidad hacia la estructuración de oraciones y descripciones.

Comments are closed.

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑